Anna Almirall | Aprovechando el entorno
93
post-template-default,single,single-post,postid-93,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-6.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive

Aprovechando el entorno

12 May Aprovechando el entorno

Siempre, siempre, siempre intento aprovechar lo que el entorno nos da, porqué gastar recursos innecesarios en cosas que no aportan valor, si podemos integrar en la fiesta lo que nos regala el espacio?

Hoy os mostraré como aprovechamos distintos elementos y así integramos la fiesta en el entorno.

1- Carretilla de jardín, un magnífico sitio para poner cremas fresquitas. En esta ocasión montamos un huerto comestible, acompañado de gazpachos, cremas de espárragos y mucha creatividad.

carretilla

 

2- Esta bañera en el jardín decía a gritos: relléname, relléname, y así quedó rellena de bebida.

Y es que con lo feos que son los cubos negros para enfriar la bebida, como no aprovechar esta oportunidad.

 

banyera

 

3- En esta ocasión por nada del mundo veíamos mesas con manteles ya que era una fiesta campestre entre viñedos, y al ver un árbol grande y fuerte nos decidimos a coger unos palets que había en la finca y construimos este columpiobufet.

columpi

 

4- Y claro al ver las  rimas de cava pasó lo mismo, de inmediato ví el bufete vertical, quedó  repleto de  conos con chips de salmón Carpier

 

cons

 

5-Cuando hay niños por medio todo vale, porqué su mundo es un mundo de imaginación y magia, quien no se ha imaginado entrar en la casita de chocolate y reventar a dulces?

Pues esto hicimos para Catimini, en cada rincón una golosina, en esta cama antigua colgamos  palomitas de colores

 

llit

 

6- Y claro con lo molesta que era la  columna montamos  un árbol de manzanas. Por no hablar de los algodones de azúcar luminosos que también colocamos en los expositores de calcetines.

 

columna

 

 

De aquí la necesitad que tengo siempre de ver los espacios, hasta que no estás en el sitio no puedes dimensional la fiesta.

Y cada fiesta requiere un proyecto único porqué aprovechamos hasta el último detalle escondido en el desván. Y si no que le pregunten a la abuelita de Clara, dios creo que sacamos hasta los colchones del bisabuelo.

1Comment

Post A Comment